slide_01 slide_04 slide_03 slide_02
Pescadores se certificaron en administración de áreas de manejo

Se trata de 12 trabajadores del mar provenientes de diversos sectores de la provincia de Llanquihue.

Con una emotiva ceremonia celebrada en dependencias de la Intendencia Regional, se realizó la entrega de certificados a 12 pescadores de Caleta Gutiérrez, Tenglo, Chamiza y Anahuac, quienes fueron parte de un curso de 20 horas en administración de Áreas de Manejo, impartido por la OTEC Capacitaciones Chinquihue de Fundación Chinquihue. La actividad fue encabezada por el Seremi del Trabajo y Previsión Social, Mauro González.

Los objetivos presentes en esta capacitación son conocer el reglamento que rige a las Áreas de manejo; ejecutar labores de plantación, cosecha, limpieza y comercialización de productos resultantes del AMERB; conocer los requisitos para la creación de un AMERB; aplicar las técnicas de cultivos y manipulación de productos bentónicos.

Angélica Teuquil Paredes, presidenta del Sindicato STI Ilusión del Mar, indicó que “para nosotros como grupo perteneciente a la pesca artesanal, las alternativas de capacitación que signifiquen poder adquirir el conocimiento necesario para crecer y diversificarnos en el tiempo, resultan fundamentales para el bienestar de nuestras familias, agrupaciones y sindicatos”.

Esta capacitación se realizó en el marco del programa Becas Laborales del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE.


Mitilicultores aprendieron a reparar sus embarcaciones

Curso estuvo dirigido a quienes poseen embarcaciones de fibra de vidrio y fue ofrecido por el CETMIS.

“Reparación de embarcaciones de fibra de vidrio” es el nombre de la capacitación impartida a mitilicultores de Chiloé, la que fue ofrecida por Francisco Dubreuil, extensionista del Centro de Extensionismo Tecnológico para una Mitilicultura Sustentable, CETMIS. El objetivo de esta capacitación consistió en entregar herramientas técnicas y prácticas para que sean los mismos mitilicultores quienes puedan reparar rápidamente los daños del casco que pudiesen generarse por su uso.

Misael Guiaquin, habitante de la comuna de Dalcahue, fue uno de los beneficiarios de esta capacitación. Guaiquin es empresario mitilicultor dedicado a la engorda de mejillón por lo que posee y hace uso de una embarcación de fibra de vidrio para sus labores cotidianas. La principal ventaja de estas embarcaciones es su durabilidad y precio, pero son muchas las causas que pueden ocasionar un daño.

Guaiquin calificó como “excelente” este aprendizaje “porque teníamos que depender de otra persona que sepa (…). Ahora ya sabemos lo básico, las mezclas y preparar la superficie, limpiarla bien”, explicó. Esto le significó un ahorro de un 80% en relación a lo que antes debía desembolsar para contratar a un tercero que hiciera este trabajo.

“Es beneficio porque no busqué a una persona para que me solucione los parchecitos (de la embarcación), sino que lo hicimos mi hijo y yo, (nosotros) lo solucionamos. Ya no tenemos costos de mano de obra”, aseveró. Otro tema importante en esta materia es que, debido a las largas distancias que existe dentro de la isla de Chiloé, solicitar el servicio de reparación de una de estas embarcaciones toma varios días. En este caso a Guaiquin y su hijo les tomó solo un día reparar su bote.

Luis Oliva, Gerente del CETMIS, destacó esta iniciativa como un beneficio real a los pequeños mitilicultores de la zona, toda vez que no sólo les genera un beneficio económico al ahorrar un costo que suele ser imprevisto, sino que además tiene como ventaja una mejor gestión y mayor disponibilidad de tiempo para las labores propias de su actividad productiva.

“Hoy un casco en mal estado puede comenzar a embarcar agua y terminar con la embarcación hundida y todo lo que eso significa en términos monetarios. Si tiene daños importantes debe ser sacado del agua, pero si el daño es pequeño y superficial por lo general se puede reparar con un procedimiento relativamente sencillo, pero muchos mitilicultores lo desconocen”, explicó Oliva.

CETMIS y Fundación Chinquihue apuestan por certificación ASC de pequeños mitilicultores de la región

Visita de experto internacional abre puerta a que productores locales puedan certificarse en estándar ASC.

Una productiva jornada de trabajo fue la que ofreció Marcos Moya, Gerente Comercial de la certificación Aquaculture Stewardship Council (ASC), a los profesionales del Centro de Extensionismo Tecnológico para una Mitilicultura Sustentable (CETMIS) y Fundación Chinquihue. Moya trabaja, principalmente, para los mercados norteamericano y español y actualmente lo hace también como representante para Latinoamérica.

El propio Moya explicó que “esta visita responde a un interés del CETMIS-Fundación Chinquihue de motivar a los pequeños productores de mejillones de certificar con ASC para poder acceder a mercados un poco más exclusivos, donde podrían tener una mejor valoración del trabajo que están haciendo”.

Entre sus actividades se cuenta una reunión con el Gerente General de la Fundación Chinquihue, Claudio Pérez Barros, una inducción en la certificación ASC para el equipo de profesionales CETMIS-Fundación Chinquihue, oportunidad en que detalló aspectos relevantes relacionados a los procesos propios para poder obtener dicha certificación en el ámbito de la mitilicultura, además de aclarar las principales interrogantes respecto de ésta.

Su jornada finalizó con una visita a dos centros de cultivo de mejillón en los sectores de San Agustín, comuna de Calbuco, y Huelmo, comuna de Puerto Montt, oportunidad en que pudo ver en terreno la forma en que los pequeños mitilicultores de la zona producen este recurso natural.

Entre los logros alcanzados tras este acercamiento destaca el interés de ambas partes por colaborar en la búsqueda de que la mitilicultura mejore sus estándares para acceder a un mercado global cada vez más exigente. “Esa colaboración”, dice Moya, “se puede presentar en la firma de un acuerdo de cooperación, un memorando de entendimiento o simplemente trabajar juntos para apoyar a los productores. ASC está muy entusiasmada y muy positiva de este esfuerzo de avanzada que tiene el CETMIS-Fundación Chinquihue”.

Una ventaja en esta materia sería el acercamiento que tiene el equipo profesional que se desempeña para CETMIS-Fundación Chinquihue con la industria mitilicultora, relación que el propio Moya destaca como ejemplar. “No lo hemos visto en ninguna otra parte del mundo. Creemos que eso va a permitir que los productores adopten la misma posición que tiene CETMIS-Fundación Chinquihue de querer demostrarle al mundo que la producción de mejillones en Chile se hace responsablemente. Todos los retos que existen son de organización, de demostración que requieren trabajo intenso, pero que no son imposibles de lograr”, adujo el profesional.

CETMIS-Fundación Chinquihue

Pérez Barros valoró esta instancia y la disposición que Moya tiene para trabajar en este ámbito con los mitilicultores locales, toda vez que este tipo de certificaciones han ido integrándose como una exigencia de los mercados globales.

“La Fundación Chinquihue trabaja con los productores a través del CETMIS, con la gente que extrae el recurso del mar y esta certificación en particular, que es la ASC, toma una connotación especial porque es la única que se hace cargo del tema medioambiental y de responsabilidad social de los pequeños productores. En ese sentido, aborda dos aspectos sumamente relevantes para la industria, que tienen que ver con la sustentabilidad del medioambiente y otro que tiene que ver con la relación productiva en el entorno en el que el productor está viviendo”, explicó Pérez Barros.

Pérez Barros destacó también el hecho de que ASC esté trabajando en la aplicación de una certificación grupal, la que antes no existía, lo que permitirá disminuir los costos para acceder a este estándar. Así se abre una nueva opción para aquellos pequeños productores imposibilitados de certificarse individualmente debido a temas de recursos.

Por su parte Luis Oliva, Gerente del CETMIS, valoró esta instancia e indicó que el centro que dirige está trabajando en una línea en la que resulta innegable que este tipo de certificaciones es clave para el futuro de la industria, si se considera que una parte importante de la producción se comercializa en mercados internacionales.

“Hoy la mitilicultura en nuestra región es parte de una cadena de comercialización y, en ese sentido, este producto no tiene como destino final una planta de procesamiento, sino que hay un consumidor final. Gran parte de lo que produce esta industria se va al extranjero, a países de Europa, Asia y Norteamérica, principalmente, y estos mercados de destino han ido exigiendo que esta actividad se haga de forma sustentable. En ese sentido, los productores van a tener que ir incorporando la idea de que trabajan con un producto altamente sustentable para ser aceptados en los mercados internacionales”, indicó Oliva.

El CETMIS es un programa apoyado por CORFO y ejecutado por la Fundación Chinquihue, cuyo objetivo es entregar asistencia técnica a micro, pequeñas y medianas empresas de la mitilicultura nacional, facilitando su aproximación a la tecnología más avanzada para mejorar sus resultados productivos y su posición competitiva de manera sustentable.

Estudiantes extranjeros conocieron cultivo del mejillón en Calbuco

Se trata de ciudadanos germanos que cursan un MBA en Administración Agrícola.

Un grupo de 20 estudiantes del MBA de Administración Agrícola pertenecientes a la Universidad de Ciencias Aplicadas de la ciudad de Anhalt, Alemania, realizaron una visita técnica de 5 días a la región de Los Lagos, quienes fueron acompañados del profesor Heiko Scholz, PhD, y la coordinadora del programa, Srta. Petra Kühne.

El objetivo de la visita consistió en conocer en terreno las principales industrias productivas de la zona como son la leche, carne y acuicultura, para así intercambiar experiencias y estrechar lazos. Es en ese contexto que los estudiantes visitaron una granja de mitílidos, lugar en el que conocieron de primera fuente el cultivo y la producción de este recurso.

Esta actividad generó gran interés de parte de los estudiantes, quienes tras esta visita esperan ahondar en el tema, e incluso algunos planean regresar para iniciar una investigación que pueda ser presentada como tesis en el marco de sus estudios universitarios.

La actividad fue coordinada por el Centro de Extensionismo Tecnológico para una Mitilicultura Sustentable (CETMIS) y la Fundación Chinquihue.

CETMIS inauguró oficina de atención en Castro

Con esta iniciativa el CETMIS podrá entregar una mejor atención a los mitilicultores de la isla.

Para nadie es secreto que casi el 100% de la mitilicultura nacional está centralizada en la región de Los Lagos. De esa producción, un alto porcentaje se concentra en la Isla Grande de Chiloé, donde 3 de 4 toneladas de producción sale precisamente desde el archipiélago.

Entendiendo la relevancia de estas cifras es que el Centro de Extensionismo Tecnológico para una Mitilicultura Sustentable (CETMIS) consideró la idea de colocar a disposición de los mitilicultores isleños una oficina en la capital chilota, la que se suma a la oficina que este centro especializado mantiene en dependencias de la Fundación Chinquihue, en la capital regional.

Luis Oliva, Gerente del CETMIS, indicó que esta iniciativa surgió debido a la importante demanda de consultas y asesorías que existe en esa zona de la región. “Esto sin duda será muy beneficioso para aquellos mitilicultores presentes en la provincia de Chiloé, ya que facilitará el acceso a los servicios del CETMIS, contribuyendo a una mejor gestión de sus recursos y de los tiempos. Actualmente el CETMIS mantiene presencia en las provincias de Palena, Llanquihue y Chiloé gracias al trabajo de 4 profesionales extensionistas trabajando en terreno, pero hasta ahora solo contábamos con una oficina en Puerto Montt”.

La dirección de la nueva oficina es Blanco Encalada 189 y atiende de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 hrs. Quien esté interesado en tomar contacto con el equipo de profesionales del CETMIS en Castro, puede enviar un correo electrónico a cquintana@fundacionchinquihue.cl o llamar al teléfono 65 2 539 563.

El CETMIS se dedica a entregar asistencia técnica a micro, pequeñas y medianas empresas de la mitilicultura nacional, facilitando su aproximación a la tecnología más avanzada, para mejorar sus resultados productivos y su posición competitiva de manera sustentable. El CETMIS es un proyecto financiado por CORFO y ejecutado por la Fundación Chinquihue.