Funcionaria con capacidades diferentes se integró a Fundación Chinquihue

Gerente General, Claudio Pérez Barros, dio bienvenida a Nixa.

Se trata de una ex estudiante del Liceo Hornopirén, establecimiento apadrinado por la institución.

Desde el presente mes se ha integrado al equipo de la OTEC Capacitaciones Chinquihue de Fundación Chinquihue, la funcionaria Nixa Vargas, quien es Técnico nivel medio, en Elaboración Industrial de Alimentos. Nixa es sordomuda, pero no nació con esta situación, por lo que sabe leer y escribir sin mayores dificultades. Su integración a la fundación obedece a la necesidad y convicción de la dirección de dicha institución por integrar al ámbito laboral personal con capacidades diferentes.

Nixa finalizó sus estudios en el Liceo Hornopirén, establecimiento que cuenta con el apadrinamiento de la Fundación Chinquihue y actualmente se desempeña como Asistente Administrativo, realizando funciones de redacción de cartas conductoras a distintas entidades; apoyo en digitación de documentación; compra de materiales e insumos; visita a cursos impartidos por la institución; entre otros.

Hortencia Navarro, madre de Nixa, aseguró sentirse muy feliz por su hija. “Yo sé que en la Fundación Chinquihue le han dado todo el apoyo”, dijo. Ella y su esposo, el padre de Nixa, son pescadores artesanales desde hace al menos 30 años y son parte del sindicato número 2 de Hornopirén.

Como en toda situación inesperada a veces el panorama se torna difícil. En ese sentido la progenitora de Nixa asegura que la educación que ella recibió en el Liceo Hornopirén fue clave para poder finalizar su enseñanza completa y así aspirar a mejores condiciones laborales. “Para mi Nixa no tiene ninguna discapacidad, pero reconozco sí que su condición no ha sido ni para ella ni para nosotros algo con lo que no se pueda salir adelante. Estoy muy contenta con ella”, concluyó orgullosa su madre.

Fresia Sepúlveda, directora del Liceo Hornopirén recuerda con cariño el paso de Nixa por el establecimiento educacional, quien llegó en primero medio al establecimiento. El liceo en ese entonces contaba con un proyecto de integración escolar, por lo que se integró un profesional que se manejara en lenguaje de señas, quien fue capacitando a los docentes en este ámbito.

“Yo aplaudo y felicito a la Fundación Chinquihue por preocuparse de ser una institución inclusiva. Ella va a poder demostrar que tiene capacidades y que puede hacer bien su trabajo. Nosotros estamos súper contentos con esta noticia”, indicó la docente.

El Gerente de Fundación Chinquihue, Claudio Pérez Barros, que “estamos muy contentos de haber recibido a Nixa como miembro de la OTEC, convencidos de que con su ingreso nos aportará a un crecimiento y madurez organizacional en términos de inclusión. El país vive momentos históricos en términos de inclusión en diversos ámbitos, y formar parte de ese proceso en lo laboral para nosotros no sólo es una alegría, sino también un orgullo”.